Agotadas pero contentas, la tarea ha sido cumplida y la algarabía general es enorme.


Bendito sea el Gran Arquitecto del Universo, que nos permite cumplir con el lote de trabajo encomendado, para el mayor bien de todos los involucrados.


Feliz Navidad para todos!!!

Como todos los años, nuestra celebración navideña tiene su punto máximo de interés y gozo, en el compartir con nuestros niños de Manchay, a los que venimos apoyando desde hace ya cuatro años, llevándoles para estas fiestas, su chocolatada, jugos, panetones, ropa y por supuesto, juguetes.


Pocas experiencias nos llenan  más el corazón de alegría que esta jornada, agotadora y reconfortante, en la que nos regalamos el placer de servir y la dicha de llevar alegría e ilusión a estos pequeños que carecen de todo y que esperan los signos de que si tienen un futuro y que si hay esperanza.

Las agitaciones y coordinaciones de preparar el ambiente y los regalos para empezar la distribución, se realizan en medio de la algarabía general..

Finalmente, lo más entrañable, los obsequios para pequeñitos de meses, que son tejidos, todos los años, por la madre de la Ser:. Gran Maestra; Q:.H:. Mery Béjar de Delgado y que las madres llevan con gran ilusión.

La entrega de regalos fue ordenadísima, ingresando al local los pequeños, en orden de edades, empezando con los más pequeños.

La cola empieza a moverse con mayor lentitud ahora, debido a que los niños mayores ya quieren elegir entre las opciones de regalos y verificar los modelos de polos que de su preferencia.